INICIO » Categoría » La administradora

La administradora

Click to this video!
  • 6
  • 9.556
  • 8,67 (15 Val.)
  • Al entrevistarla, su mirada picara me fascinó.

    Hola, primera vez que escribo.

    Soy un hombre casado, de 41 años de edad. Soy abogado y aunque asesoro varias empresas, en la ocasión de este relato, se trata de una academia de capacitación.

    Llegó, entró a la oficina una mañana de un día diferente. Tan segura de sí, que al verla sentarse, pensé innecesaria la entrevista para la que la había citado. Con una sonrisa pícara y aires de mujer descomplicada, saludó y me entregó el curriculum. No sé cómo, pero tuve que exigirme para poder entrevistarla. Sencilla, tranquila y natural, pero con una estela de sensualidad que motivó pensamientos irracionales en mi. Tuve que controlarme.

    Al final, de las candidatas, ella quedó con el cargo de administradora de la empresa para la que estaba trabajando. Días después, me correspondió recibirla y al verla, volvieron a mí esas fantasías del primer día. Por algún tiempo en el trabajo ella debía entregarme información necesaria y nuestras reuniones se extendían y aunque en momentos las miradas y sonrisas se intercambiaban, no provoque más que apretones de manos. Luego, los mensajes se daban para saludar y fueron yendo a provocaciones mutuas. Fue allí cuando decidí tener a esa mujer entre mis brazos, tomar de ella todo lo que su mirada incitaba. Una tarde, en un compartir de la empresa, sentados cada uno al otro lado del salón, comenzamos a escribirnos y a provocarnos, hasta que le pedí que saliera al pasillo. Fuera de la oficina, los pasillos eran oscuros y nadie nos vería.

    En un momento dejó de escribirme y desesperanzado pensé que había exagerado al solicitar verla allí. Pasaron los minutos y no había respuesta, el desespero llegaba a mí, la buscaba y no la encontré en el salón. Hasta que un mensaje decía: Ven. No me hagas esperar mucho! Con prisa me pare y me dirigí fuera de las oficinas y allí pude ver su sonrisa llena de picardía, que me esperaba y al acercarme, un divino beso me aseguró que mis fantasías comenzaban a realizarse. El deseo se apoderó de mí y a cada beso le continuaba una caricia. Como pude saque de su blusa sus senos y los acaricie y mordí exasperado. Mi mano presionaba sus nalgas y entrando en su pantalón, llegue a sentir la humedad de su cálida vagina. Mientras acariciaba su clítoris, sus besos entregaban pasión, sus palabras pedían parar y, aunque su cuerpo quería explotar en goce, debíamos parar y volver al salón antes de que notaran nuestra ausencia. Hasta allí ese momento.

    Luego, vinieron días de miradas cómplices y la mañana del sábado, su mensaje pedía que nos viéramos. Mis ganas por ir más allá, dieron una respuesta decisiva: si nos vemos no puede ser en público, si te busco iríamos a un sitio privado. Y varios minutos después su respuesta me saco de la impaciencia: Ok. La recogí por el sitio indicado, se subió al carro y luego de un rico beso que indicó todo lo dispuesta que estaba a saciar nuestras ganas, avanzamos en busca de un espacio que compartiera nuestro secreto: Convertirnos en amantes! En el camino, mis manos inquietas recorrieron todo su cuerpo por encima y por debajo de la ropa. Sus líquidos vaginales entre mis dedos eran miel. Sus palabras detonaban en mi una pasión desde hace mucho acallada. Imaginar que tendría su cuerpo para mi, dejaba ver el apuro por comenzar a deleitarme con su piel. El deseo era incontrolable.

    Entramos a la habitación y como pudimos nos desvestimos, sin intentar algo más, ya mi pene estaba jugueteando con su clítoris y sus labios vaginales. Ella solo pedía que lo dejara entrar de una vez! Extendí ese juego por unos minutos, hasta que ella misma tomó mi pene y se lo introdujo diciendo: ya no aguanto. Quiero sentirlo dentro de mi. Fue en ese momento de la penetración donde supe que seriamos capaces de intentar muchas locuras juntos. Acostado sobre ella, la sentí gemir y llegó su primer orgasmo. Cada penetración era más fuerte que la anterior y eso la descontrolaba. Gritaba: Ay, jefe que divino eres. Házmelo. Dame duro jefecito. Nos sentamos, ella de frente a mi tomó mi pene y lo colocó en su vagina, sus movimientos y el deseo de morder mis labios, provocaron un segundo orgasmo y sentí que yo iba a explotar, por lo que le pedí que me dejara hacerlo en su boca. Sin mucho tiempo para responder, mi pene entro dejando todo mi semen en su lengua y un poco saliendo de sus labios hacia su mejilla. Que divina sensación.

    Esa mujer de la entrevista, estaba desnuda en una cama tragándose mi semen. La que desee desde el momento en que la vi, reposaba saciada a mi lado. Me dijo: sabe divino, pero debes hacer lo mismo. Comete mis fluidos. Y así lo hice. Baje mi boca hasta su vagina y penetrándola con mi lengua, chupé todo lo que su entrepierna me ofrecía. Ella, deleitada con el sexo oral, solo gritaba agradecida. Con una mano le acariciaba los senos y con la otra fui metiendo un dedo en su ano, al empezar a entrar quiso pararlo, pero pude convencerla de dejarme seguir. Manifestó dolor y mis ganas crecieron más cuando me dijo: nunca lo he hecho por allí, así que ten cuidado. Lo que vayas a hacer, hazlo suave. No lo podía creer, era virgen por el ano y yo tendría el honor de tomarlo. Me ofrecía su ano. Lo acaricié mucho rato, lo ensalive y poco a poco lo penetraba con un dedo, luego dos. Mi pene estaba otra vez a reventar, así que la penetré por la vagina, dejando mis dedos en su aro. Logré que se volteara, ya sabía lo que haría. Con sus manos se abrió las nalgas para ayudarme con la penetración. Que placer sentir como esa cavidad se abría para dar paso a mi pene. Me encanta esa sensación. La presión que producen sus paredes intestinales sobre mi miembro. Comencé un mete y saca mientras con mis manos acariciaba su vagina para tratar de distraerla del dolor. Saqué mi pene y fui a lavarlo para proseguir. Le dije mientras la penetraba nuevamente: Te gusta? Vas a ser mi perra particular? Vas a estar dispuesta a dejarte hacer de todo por mi? Y ella solo contestaba: Si papi, soy tu perra. Solo trátame con cuidado y hago lo que quieras. En ese momento tuvimos un orgasmo juntos, algo pocas veces vivido. Saciados nos quedamos acostados por un rato para recuperar nuestra energía. Que divino momento. Me demostró ser esa mujer que en mis fantasías se entregaba sin límites.

    Eso ha sido hasta hoy: una hembra dispuesta a complacer a su hombre mientras se satisface con cada locura! Nos llegó el momento de irnos, sabiendo que muchas más historias cabrían en esa habitación, o en cualquier otro sitio!

    • Valorar relato
    • (15)
    • Compartir en redes

    Online porn video at mobile phone


    allinurl: online La llamada 3putito muy marica con encajesexo el cuelo y hombre y mujer en peneAhijadas en baños seducido relatos eroticoscache:93zNrtzWjXEJ:rx-online.ru/relato/9417-carlota-e-isabel-3/ cuentos eroticos me gusta que vean tener sexorelato erotico de maestra con viejo chaparrono me cabe en la boca de lo grande q es relato pornomi suegro revisa mis tangasrelatos a mi tia le gusta enseñarme sus bragascuentos eroticos el semental de la familia 3 parterelatos mi primo me la metio de un soloviolo ala cocinera y lequito lovirgen relato eroticoRelatos pornos gratis de mujeres infieles en lugares públicos argentina 2017porno que te existen demasiado que crecerá mucho tu penedilatando culo a su madrecache:nzGFFlwEeOcJ:restavrator66.ru/relato/3183-como-cure-a-mi-chico-su-resfriado/ relato de mi tia en suboda con el choferRelato de maduras viudas insatisfechas incesto pornosrelatos mami me pidio q le cogierarelatos gays en una bodael empezo.a lamer mis pezones luego bajo su boca a mí vagina y lo empezó a lamerLeer pornorelatos de vecinas muy zorrasrelato hijo aca no cojeme afuerala mejor pagina de relatos lèsbicosrelatos sobrina muy p***relatos pornos intercambio mazi zorrarelatos mami me pidio q le cogierami mamá me excito mientras me rasuraba la panocha relatosclaudiazorrita todo relatosgeorgina toda una vida traga mocopanocha culo nalgas tangas tetas y brasiermi amor toma mis pechos mordeme la puntita pormohttp://rx-online.ru/relato/10385-la-llamada-de-clara-3-primera-parte/&la desvirgan golpe hasta el fondoAhijadas en baños seducido relatos eroticosmonja se enloquece por una pollaporno mama desnuda se agacha y yo sela arrimo si culparelato madre e hijas con sementalgilda cuentorelatosmi deseo de ser madre timida28relatos "pegame" "culo" filialporno con mujeres erizadas dormidarelato chiquito apretaditomasajeando en el c*** a mi madre relatos69 es mi numero de suerte vepornTengo la verga chiquita y me pajeo igualvideo porno como gozo elpalito de las mañanasvideos de mujeres penetradas con sus vajinas muy cerradas o agotadasmuchacho ase porno en la cama un short azul y su mama se cuesta en la cama con su hijo. en la nochemi esposa Liz y mi amigo juanitorelatos soy infiel con el amigo de mi esposomama massturbandose en la noche mientras todos duermense tierno al cogermericocuentorelatos gracias abuelorelatos gay chicos con primitos esta navidad en guatemalarelato enseñale a mamarle aranco la ropa y me la follorelato sexo con mi yerno relatos mi primo me la metio de un soloestando sola mi amiga me visita en la picina desnuda me gusta mirarlarelatos travesti toalla sanitariarelatos el vicio de mi maridorelatos seducida por un viejo panzonrelatos a solaschupa colita ala nena d doce año relatoporno relato goce mas con mi vagina rasuradasu pene en mi himen y empujo.. relatosque rica chucha de tu mujer relatover video porno exótico juegos calientes de placer hotel 2017 los más recientesgozando mientras le acarician el clitorisdoctores que ven vajinas chupandoduermo con mi sobrinito relatosinfiel con el amigoApostando ami sobrina de 10 relatos xxxrelato erotico aplastado pesorelatos perversomi esposa es una golosa traga vergas relato pornoel voluptoso cuerpo de mama relatos relatos eroticos con vendedoressexy relatos un padre muy dotadoxxxrelatos mi hermana mi esposa y yo